sábado, 4 de marzo de 2017

Donde mueren los discursos 2

Desde los últimos meses de 2016 hay alarma en el parque industrial de La Rioja, focalizado en fábricas textiles y de calzado, por suspensiones, planes de retiro voluntario, adelantos de vacaciones y despidos.
Los empresarios aseguran que no pueden afrontar el aumento de las importaciones y la caída de la demanda interna.
A fin de año, la textil Hilado (del grupo TN Platex) despidió a 130 trabajadores, Colortex desvinculó a otros 130, ENOD suspendió y Ritex adelantó vacaciones. También Puma debió apelar a las suspensiones.
El gobernador Sergio Casas, del Frente para la Victoria, se sumó al planteo. Indicó que "no hay peor injusticia que tratar como iguales a los que somos desiguales", y enfatizó: "Necesitamos que se ponga un techo a las importaciones y se pueda dar un rango de competitividad, manteniéndose la fuente laboral".
Pablo Ekserciyan, titular de Ritex (950 empleados, una de las textiles integradas más grandes del país), explicó que la demanda interna cayó 22% interanual, "y como la importación no baja, el impacto es el doble". A su entender, la Nación debe "frenar las importaciones hasta que el mercado reaccione y se absorba el stock acumulado; si no, los empleos están en riesgo".
Ramón Gómez, secretario general de la Asociación Obrera Textil de La Rioja, opinó que el Gobierno "no midió lo que iba a pasar" cuando abrió las importaciones, a lo que sumó la baja de ventas. Su par nacional, Hugo Benítez, agregó que en los últimos tiempos la actividad registró 3600 suspensiones y cerca de 1500 despidos por el cierre de casi una decena de establecimientos en el país. Las que cerraron fueron la porteña Zytex y las bonaerenses José Garraza, Broderie Suiza, Edolan, Tassutti SRL, Textil Elotex, Galitex, Vecchi Godoy, Fábrica Argentina de Etiquetas y Sedler Hermanos.
"Por más modernos que seamos, no podemos competir en precios, porque nuestros costos son más del doble y no tenemos volumen. Incluso no se puede exportar; hasta hace un tiempo vendíamos a Europa e Israel, pero tuvimos que dejar", agregó Ekserciyan.