miércoles, 2 de enero de 2008

!Lousteau Lousteau! ¡Que grande sos! 3

Debo confesarlo. Estoy mas copado con Martín que con Mauricio.
A punto de deslizarme sigiloso hacia las playas bonaerenses hago la tercera entrega de esta defensa cerrada de las palabras (los hechos vamos a ir viéndolos, que sean las palabras entonces por ahora...) de nuestro amigo personal Martín Lousteau (¿Le estaré escribiendo bien el apellido?).
Revisando viejos arcones en Palacio encontré este reportaje del 23 de diciembre de 2007 publicado en Pagina/12 al que no se le dio gran trascendencia, sin embargo hay dos definiciones que me volaron la peluca, me hicieron caer la medias y me erizaron los pelitos de la nuca.
Se va la primera.

"Nosotros tenemos un doble desafío: aprovechar esta circunstancia como productores y lograr que la sociedad crezca de manera igualitaria. Entonces, a medida que aumenten los precios de los alimentos en el mundo tenemos que ir calibrando con las retenciones a las exportaciones para darle una señal al productor de cuánto de esa rentabilidad podrá atesorar, pero sin afectar a los consumidores. Con lo recaudado por las retenciones vamos a subsidiar el consumo. Nosotros podemos exportar alimentos cuando todos los argentinos hayan comido."

Silencio.

La repito porque es valiosa desde el punto de vista meramente humano, como declaración de principios, como norte a seguir, aunque mas no sea como intención voluntarista, (digo todo esto porque sino empiezan con que es una especie de promesa que no admite ni la huelga de hambre como forma de lucha, en fin, quien pueda comprender que comprenda)
"Nosotros podemos exportar alimentos cuando todos los argentinos hayan comido."
¿Que me contás?

Otra linda. Pregunta el periodista: –¿El Gobierno va a disminuir el gasto público?
Y Martín responde:
–No, por qué vamos a bajar el gasto público. Lo vamos a subir. El gasto tiene que aumentar todos los años.

La repito otra vez porque en mis 40 años (digamos 25 con alguna, vaga, idea) nunca escuche a un ministro de economía en funciones decir en publico: "No, por qué vamos a bajar el gasto público. Lo vamos a subir. El gasto tiene que aumentar todos los años."
A mi me impacta, me dirán que son solo palabras, pero en épocas donde simples gestos humanitarios generan estas reacciones, me parece que estas palabras valen oro.


¡Hasta la proxima, con tabla y bronceador somos todos de Lousteau!

5 comentarios:

manolo dijo...

lic. Baleno
El BB Lousteau con estas declaraciones llega a dos herejías fundamentales para su corporación, los economistas.
La primera fue aceptar que el MECON solo es el asesor de las políticas del PEN.
La Autonomía política de un Martínez de Hoz o un Cavallo son impensables.
La segunda, que es la que UD señala, me recuerda a Tommy Douglas de Saskatchewan Canadá.
Reunido en el año 45 con los Banqueros señalo que su política fiscal se dirigía a disminuir las trabas que tenia la Administración.
-¿Pero como va ha hacer para disminuir el déficit?, le preguntaron.
-Uds no entienden, voy a disminuir la Deuda no el Déficit.
Un abrazo y felices vacaciones

Destructor de Mitos dijo...

"Nosotros podemos exportar alimentos cuando todos los argentinos hayan comido."...
Habla como si los alimentos los produjera con plata de él y fueran propiedad de él.

Tiene pasta de arrebatador.

Saludos!

Ulschmidt dijo...

olvídase el detallecito que exportamos 30.000.000.000 u$s de alimentos gracias a lo cual él recauda las retenciones que le cierran la caja y no se dejaron de morir de hambre los tobas por ello. Losteau, sospecho, sustituye su real peso en el Gabinete con frases grandilocuentes.

Lic. Baleno dijo...

Es increible como no se puede salir de la discusion tribal.
Es obvio que el ministro de economia administra la plata que (siempre y toda) es de la sociedad, para eso se lo elige.
La civilizacion moderna es asi.

Lucas Carrasco dijo...

Mirá, dice cosas jugadas, tiene 36 años, un cargo importantísimo, mucha pinta, un futuro brillante, va al recital de The Police, conclusión del análisis político:
me hace sentir mal.
Saludos.