jueves, 10 de enero de 2008

Un verano de tigres en la piel

El verano no solo ayudo a desnudar nuestros cuerpos imperfectos sino también a probar que ciertas entidades siguen iguales a si mismas y no las cambia una crisis menos o un viento de cola mas.
Por ejemplo los colectiveros aprovecharon el aumento otorgado por el gobierno para, de paso, cobrar boletos que no existían.
Ellos son así, son ese tipo de empresarios de llanto perenne (pero que jamas se desprenden de los objetos de su pena, como las Mariana de Melo "del campo" ) que cuando les conceden "A" se toman el abecedario.
El gobierno debería tenerlo en cuenta, expropiarles las lineas y dárselas a la U.T.A. y que estos piolas se vayan a escribir mails a locutorios sobre lo montonero que es este gobierno ¿Vio señora?.
Que se vayan a anunciar futuras Cubas mientras yo me voy a Villa Gesell.
Poco ortodoxa la manera de introducirme en otra cuestión.
Es evidente que el discurso vida sana es un verso que no rozó ni superficialmente a la clase media. Después de una recorrida por las playas atlánticas esta claro que los de mas de 30 (hombres y mujeres) estamos hechos mierda. Todos con sobrepeso, a nosotros no nos va tan mal gordito.
Y con las mujeres pasa lo mismo, el mito del culo perfecto no ha calzado en ninguna, la presión de los medios mueve a risa y Cuestión de Peso es un programa antropológico, es como cuando ves en Discovery Channel como pescan cangrejos. Decís: ¡Que barbaridad! ¡Que ejemplo extraordinario de lucha y valentía! ... pero yo no lo hago ni loco.
Hice una investigación sesuda y el culo perfecto roza lo preadolescente, y con ello, lo legal.
Después de los 16 los hay bonitos, seductores, entretenidos, carnivoros, pendencieros, maltratados, etc. pero perfectos... ¡No hay!
Una prueba mas de la diferencia entre las palabras y las cosas, entre discurso y acto.
Entre clase... y media.

1 comentario:

Lucas Carrasco dijo...

Muy entretenida la nota. El viernes, en página 12 en el suplemento de mujeres, las 12, salió una nota de tapa sobre el culo muy interesante. También en Tapera.info, más la suya, en tres días estoy hecho cais un experto en culos.
No me gusta la playa, peor estoy seguro que si ando por alguna, voy a andar mirando antropológicamente, jajaja.
Saludos.