jueves, 12 de enero de 2017

Sobre la producción de noticias. Una mirada medioriental.

Gran articulo de Marga Zambrana sobre como se producen las "noticias". Mas alla de la queja, un horizonte sin certezas se despliega alla, en el territorio de la posverdad el periodismo ha sido exterminado.
Quien crea que es una critica al periodismo amateur se quedara en la superficie. Lo que repta por debajo es una sofisticada "maquina de la verdad".

"No sé cómo no se dio cuenta. Fueron los pijos. También las noticias gratis en la red, los ajustes en las redacciones, la corrupción del sindicato, la indecencia de los directivos con abultados sueldos, la ambición de la selfie, la banalidad. El creer que la posteridad es arriesgar la vida por poner tu nombre en un artículo.
Cihangir es un barrio gentrificado de Estambul donde los hipsters turcos vienen a hacer la tournée du grand duc. Son tan pretenciosos que incluso hay una comedia televisiva dedicada a ellos. Hay coctelerías muy caras que dan caché al dolce far niente. Los corresponsales de Cihangir ignoran que viven en esa comedia. Tuitean lo que sucede en el frente de Siria desde aquí, a mil doscientos kilómetros de distancia. Tenemos a una joven que acaba de aterrizar de Londres, posa en Instagram desde una de las terrazas afrancesadas del barrio, laptop en la mesa, daiquiri en mano. Informa sobre la trágica situación en Siria. Agencieros anónimos hacen el trabajo, ella pone el nombre. También se toma selfies en las clases de yoga, como debería hacer cualquier periodista con credibilidad hoy en día.
Acaba de convertirse en una experta en Siria porque está en todos los grupos de WhatsApp con fuentes sirias en los que estamos todos, como unos cien periodistas de aquí a Londres. Sin pisar Siria. En Twitter es tan compasiva que comparte todas las fotos de niños abrasados y descuartizados en Alepo. Indignación. Ya ha salido por la tele, y ha hecho un live en Facebook, con la experta de plantilla, cuarenta años de experiencia, que aparece resignada desde Washington junto a la colegiala. Ha tuiteado que su turco es tan precario que en lugar de un pincho moruno le han traído un pescado a domicilio. Y a todo el mundo le encanta y lo retuitea. En serio, les encanta. Es muy gracioso y cercano que no hable la lengua local. Porque ya da igual hablar turco o árabe. Basta con publicar la foto del pescado mustio que demuestra que estás en el lugar de los hechos.
A los activistas y expertos de ese lado del conflicto les encanta, porque cualquier cosa que le filtran alcanza a sus veinticinco mil seguidores en cuestión de segundos.
Ella sabe que así puede ser la próxima Christiane Amanpour: está en el lado de la verdad, de los buenos. Al fin y al cabo, todos dependemos de nuestras fuentes en este lado del conflicto. Sabiendo lo que su diario paga por artículo, difícil es explicar cómo sobrevive. Ni ella ni los centenares de periodistas extranjeros que viven en Cihangir y en el resto de la caótica y superpoblada Estambul. Tampoco se explica en Beirut o en Erbil, aún más caros, y desde donde se cubren estos horrores de Medio Oriente que ahora vuelven a ser portada.
En cuatro años aquí, yo tampoco me lo explico. Nadie cobra un salario. Tengo un colega que ha hecho un video al año desde 2012, pero hay noches que se taja con veinte cervezas que cuestan cinco euros cada una, por las tasas islamistas de Erdogan. Por lo menos habla turco. Todos sospechamos que lo mantiene la familia, su padre es periodista y tiene un salario de los de antes en América.
Los sirios conspiranoicos con los que trabajamos creen que es un espía, que podría ser, porque hoy en día los servicios secretos también dependen de freelancers mal pagados, así está la política regional.
Pretender ser un espía es una salida digna, el James Bond de Arabia. Algunos lo dejan caer en los grupos secretos de Facebook donde mil periodistas comparten la misma información. “Sé lo que pasó, envíame un privado.”
De hecho, la censura o la deportación son motivo de gloria: al menos alguien lee lo que escribimos. 
Tengo colegas que repiten en cada reunión la única detención o interrogatorio que han sufrido en años, como si eso no fuera parte del oficio. Ante acusaciones de espionaje hay que responder con silencioso cabeceo, mirada perdida, cerveza en mano, manteniendo el misterio.
Otra jovenzuela recién licenciada ha empezado a publicar por fin en algún medio serio, después de un año subiendo fotos de gatos de Cihangir en Instagram. Nadie sabe bien cómo lo ha conseguido. Dice que es experta en refugiados, todos sabemos que no tiene ni idea, pero publica. Con dos artículos al año en Newsweek nadie sobrevive en Estambul. Tiene un flequillo oxigenado y se hace selfies en Lesbos con la mandíbula alta. Está feliz de ser testigo directo de la historia. Y está dispuesta a pagar el precio. Una habitación en apartamento compartido en Cihangir cuesta unos quinientos euros. El tour operator del horror desde una distancia segura. Son tan convincentes que mi familia y amigos creen que estoy cubriendo guerras en Estambul.
Una agencia internacional contrató hace unos años a una chica, no tenía experiencia, de hecho había un candidato mejor preparado que ella, pero tenía familia, hijos. El jefe de personal preguntó si era pija, si podían pagarle la mitad. La respuesta fue sí, su familia le había comprado un apartamento en el Bósforo, ahorro de alquiler. Durante varios años fue incapaz de hacer el trabajo que constaba en su contrato. Pero era barata y pensaba que la agencia le iba a dar nombre. Se fue ofendida a mostrar sus talentos en la pantalla. Al sustituto no van a pagarle más, aunque sea un profesional. La otra se vendió por nada. Nada es ahora el precio. Todo lo que internet ofrece gratis ha dejado de ser negocio: la música, el cine y el periodismo. Llegaron como Erasmus en una rave party. Cubrían en la frontera, cuando aún era barata y se podía entrar a Siria con las facciones que entonces eran prodemocráticas y hoy son salafistas, los buenos. Se habían fogueado en Libia, aprendiendo a diferenciar un ataque con lacrimógeno de un tiroteo. Algunos iban al frente en sandalias, otros pedían dinero prestado o hacían fotos de bodas para cubrir los gastos. Otra opción es acostarse con el traductor tras una noche a lo Liza Minnelli en el cabaret de Antioquía, te ahorras una pasta. A mí me enseñaron que eso no es muy profesional, pero así se hace periodismo hoy en día: tu amante te traduce al jefe local de Al Qaeda y explicas en tu blog qué ovarios tienes al quitarte el hiyab en sus narices y zamparte un helado. Salvaje. Así puedes acabar publicando en el Times, aunque nunca entendimos muy bien cuál era el mensaje del entrevistado.
Qué decir de los degollados. No se esperaban la fama que iban a lograr. Claro que eran valientes y comprometidos, enviaban buen material, están en nuestros corazones. Pero compraban sus noticias porque eran baratos, ya estaban allí, no había que pagar gastos de viaje, ni seguro ni pensiones. No pagaron los doscientos o trescientos euros diarios que cuesta un traductor o una facción que te proteja en el frente. Salía más rentable venderlos a los ninjas. ¿Qué periodista cobra eso hoy en día? ¿Y quién se acuerda hoy de ellos? Dígame dos nombres y me trepo el minarete de la Mezquita Azul. Murieron de precariedad. 
Calculemos los rescates que se han pagado por los supervivientes y lo que costaría invertir en seguridad y periodismo de calidad. Antes las guerras se cubrían con medios, por eso Hemingway se tajaba a gastos pagados desde Saigón a La Habana. Hoy nadie recuerda sus coberturas, pero su apellido da nombre a muchos cocteles. Nadie secuestra a periodistas cuyas empresas pagan por su seguridad. Hace años que nuestros editores no nos dejan entrar en Siria, por si nos pasa algo. De hecho, si no hacemos un cursillo de seguridad que financia una ong para periodistas pobres no nos dejan ni acercarnos a la frontera, lo exigen las aseguradoras. Así que todos vivimos de lo que los activistas publican en Twitter desde Alepo, sin poder confirmar nada.
Vivimos de mentiras delirantes y de gente que hace negocio con la guerra. Qué se puede esperar después de casi seis años de guerra, ¿hippies? Se han invertido miles de millones en la propaganda que nos ofrecen nuestras fuentes: activistas, expertos y consultores. Somos más fáciles de manipular que nunca. 
Te aferras a las víctimas, los muertos no pueden mentir. Un profesional sólido con conocimiento, entrenamiento militar y varios idiomas puede exigir. Pero ahora basta con varias selfies y un periscope. Cuatro mil seguidores de golpe. ¿Cómo se cobra eso? Recuerde aquella encuesta del milenio: los jóvenes quieren ser periodistas por fama, por dinero o por vocación. Sigue siendo así, es ridículo. Algunas familias lo pueden financiar, por un tiempo. Hasta que preguntan a sus retoños si se van a dedicar a algo serio en la vida. Desde hace más de quince años, he visto cómo algunos becarios en Pekín acababan su asignación: iban al despacho de la jefa de delegación y le pedían garantía para un visado en el país a cambio de trabajar gratis. Ella estaba feliz, gente trabajando gratis, genial. Yo les decía que eso no era ético, que había gente que vivía de esta profesión y tenía hijos. Pero pensaban que era una sindicalista chiflada a la que había que evitar.
 Yo llevaba años huyendo de eso, por eso me fui a China. Pensé que nadie estaría tan desesperado para aprender una lengua infernal. Pero no. En cuanto China se convirtió en “la historia” empezamos a recibir oleadas de sobrinos y de diletantes. Más Hemingways, más Amanpours. Preguntaban cómo se deletreaba Hu Jintao y si Hu era el nombre o el apellido. Algunos colegas también usaban de traductoras gratuitas a sus novias chinas en Pekín. De hecho, China se puede cubrir perfectamente desde una playa de Phuket, y a algunos les fue muy bien así. Los becarios inteligentes de entonces ya no hacen periodismo. Se dedican a oficios serios bien remunerados. Los vocacionales siguen trabajando, no siempre en esto. Un amigo al que décadas en el frente le han dejado la sonrisa mellada me confiesa que se puede pagar vacaciones porque filma anuncios para empresas y para oenegés. Es un artista, no todos tienen su talento.

lunes, 9 de enero de 2017

viernes, 6 de enero de 2017

La proscripción del peronismo, bases y fundamentos

Seguimos dando ideas.
Boletín Oficial, 9 de marzo de 1956
Visto el decreto 3855/55 (6) por el cual se disuelve el Partido Peronista en sus dos ramas en virtud de su desempeño y su vocación liberticida, y Considerando: Que en su existencia política el Partido Peronista, actuando como instrumento del régimen depuesto, se valió de una intensa propaganda destinada a engañar la conciencia ciudadana para lo cual creo imágenes, símbolos, signos y expresiones significativas, doctrinas, artículos y obras artísticas: Que dichos objetos, que tuvieron por fin la difusión de una doctrina y una posición política que ofende el sentimiento democrático del pueblo Argentino, constituyen para este una afrenta que es imprescindible borrar, porque recuerdan una época de escarnio y de dolor para la población del país y su utilización es motivo de perturbación de la paz interna de la Nación y una rémora para la consolidación de la armonía entre los Argentinos.
 Que en el campo internacional, también afecta el prestigio de nuestro país porque esas doctrinas y denominaciones simbólicas, adoptadas por el régimen depuesto tuvieron el triste mérito de convertirse en sinónimo de las doctrinas y denominaciones similares utilizadas por grandes dictaduras de este siglo que el régimen depuesto consiguió parangonar.
Que tales fundamentos hacen indispensable la radical supresión de esos instrumentos o de otros análogos, y esas mismas razones imponen también la prohibición de su uso al ámbito de las marcas y denominaciones comerciales, donde también fueron registradas con fines publicitarios y donde su conservación no se justifica, atento al amplio campo que la fantasía brinda para la elección de insignias mercantiles.
Por ello, el presidente provisional de la Nación Argentina, en ejercicio del Poder Legislativo, decreta con fuerza de ley.
 Art. 1º Queda prohibida en todo el territorio de la Nación a) La utilización, con fines de afirmación ideológica Peronista, efectuada públicamente, o propaganda Peronista, por cualquier persona, ya se trate de individuos aislados o grupos de individuos, asociaciones, sindicatos, partidos políticos, sociedades, personas jurídicas públicas o privadas de las imágenes, símbolos, signos, expresiones significativas, doctrinas, artículos y obras artísticas, que pretendan tal carácter o pudieran ser tenidas por alguien como tales pertenecientes o empleados por los individuos representativos u organismos del Peronismo. Se considerará especialmente violatoria esta disposición la utilización de la fotografía, retrato o escultura de los funcionarios Peronistas o sus parientes, el escudo y la bandera peronista, el nombre propio del presidente depuesto o el de sus parientes, las expresiones “peronismo”, “peronista”, “ justicialismo”, “Justicialista”, “tercera posición”, la abreviatura PP. las fechas exaltadas por el régimen depuesto, las composiciones musicales “Marcha de los Muchachos Peronista” y “Evita Capitana” o fragmentos de las mismas, y los discursos del presidente depuesto o su esposa o fragmentos de los mismos. b) La utilización, por las personas y con los fines establecidos en el inciso anterior, de las imágenes, símbolos, signos, expresiones significativas, doctrina, artículos y obras artísticas que pretendan tal carácter o pudieran ser tenidas por alguien como tales creados o por crearse, que de alguna manera cupieran ser referidos a los individuos representativos, organismos o ideología del Peronismo. c) La reproducción por las personas y con los fines establecidos en el inciso a), mediante cualquier procedimiento, de las imágenes símbolos y demás, objetos señalados en los dos incisos anteriores.
 Art. 2º - Las disposiciones del presente decreto-ley se declaran de orden público y en consecuencia no podrá alegrarse contra ellas la existencia de derechos adquiridos. Caducan las marcas de industria, comercio y agricultura y las denominaciones comerciales o anexas, que consistan en las imágenes, símbolos y demás objetos señalados en los incs. a) y b) del art. 1º. Los Ministerios respectivos dispondrán las medidas conducentes a la cancelación de tales registros.
 Art. 3º - El que infrinja el presente decreto-ley será penado: a) Con prisión de treinta días a seis años y multa de m$n: 500 a m$n. 1.000.000 b) Además, con inhabilitación absoluta por doble tiempo del de la condena para desempeñarse como funcionario público o dirigente político o gremial; c) Además, con clausura por quince días, y en caso de reincidencia, clausura definitiva cuando se trate de empresas comerciales. Cuando la infracción sea imputable a una persona colectiva, la condena podrá llevar como pena accesoria la disolución. Las sanciones del presente decreto-ley será refrendado por el Excmo. Señor vicepresidente provisional de la Nación y por todos los señores ministros secretarios de Estado en acuerdo general.
 Art. 4º - Comuníquese, etc. – Aramburu – Rojas - Busso – Podestá Costa – Landaburu – Migone. – Dell´Oro Maini – Martínez – Ygartúa – Mendiondo – Bonnet – Blanco – Mercier – Alsogaray – Llamazares – Alizón García – Ossorio Arana – Hartung – Krause.

martes, 3 de enero de 2017

Dujovne:"Massa es nuestro Trump"

Lo divertido de la internet es que nada se pierde. El nuevo Ministro de Economía (aunque lo llamen de otra manera) opina sobre Massa y anuncia brotes verdes en septiembre de 2016. Hermoso.

sábado, 31 de diciembre de 2016

Un año mas

"Medio escabiao, un goruta 
Murmura indiferente... 
¡Un año más, qué importa! 
Como vino se irá."
"Un año mas" Tango.

El 2017 nos encontrará de vacaciones, no habrá este año posteo autobombo de cantidad de visitas porque fueron muchísimas mas, pero muchísimas mas que las que serian normales, así que o se averió el algoritmo de Blogger o entramos en el radar de alguna granja de duendes vernácula, como sea, publicidad no acepTOMECOCACOLAtamos pero lectores si. 
Hay algunos post programados con perlitas y si la conexión es estable quizás consignemos algo desde Aspen, Montreal o Villa Ortuzar.
En fin, como dijo el compañero T.S. Elliot: "Las palabras del año pasado pertenecen al lenguaje del año pasado. Las palabras del próximo año esperan otra voz."
Queremos escuchar.

jueves, 29 de diciembre de 2016

El plan de proscribir a Cristina dió un paso

La jueza federal María Servini de Cubría presentó su renuncia anticipada a la subrogancia del Juzgado electoral de la provincia de Buenos Aires. La magistrada se alejó alegando agotamiento y una situación "insostenible", además de advertir que recibió presiones para que también se aparte de ese mismo cargo a nivel nacional.
"Esto yo no lo he vivido con ningún Gobierno. Estos no dejan de ser aprietes y en 42 años de justicia no los he vivido nunca", denunció Servini en diálogo con Ámbito Financiero.
Ahora el Consejo de la Magistratura deberá aceptar su renuncia y nombrar a un reemplazante, a la par que intentaba (con un guiño de la Casa Rosada) implantar en ese puesto clave al juez federal de Tres de Febrero, Juan Manuel Culotta, mediante un discutible traslado.
La jueza considera que hay una intención de la Casa Rosada de removerla también del juzgado nacional electoral que ocupa hace más de dos décadas.
El proyecto para desplazarla está en cabeza del Ministro de Justicia Germán Garavano que quiere trasladar -por ley- la Justicia electoral a la órbita Civil y Comercial Federal. Como sucesora, se la nombra a la jueza Bibiana Adriana Pérez que integra ese fuero.

lunes, 26 de diciembre de 2016

La jugada


Macri apuesta a la polarización. Un programa noventista de ajuste publico clásico que polarice entre los creyentes que el país gasta demasiado y los que que cree(mos)n que se gasta demasiado poco (y mal).
Hay que sacrificarse para el mañana.
Hay que laburar.
Hay que confiar en el libre comercio y la competencia.
Sean emprendedores.
Vos construis tu suerte.
Bajen los precios si quieren vender.
Lo de afuera es mejor.

domingo, 25 de diciembre de 2016

Navidades navidades

Un examen a los precios de diciembre de 1990 cuando el dolar costaba 5.400 australes (¿Alguien recuerda que era?).
Las comparaciones corren por su cuenta pero no se olviden que en enero de 1991 el dolar terminó a 10.000 australes por unidad.

martes, 20 de diciembre de 2016

Encuesta económica en clase media

Cecreda publicó una interesante encuesta económica hecha entre 1410 personas con un 80% de nivel educativo alto (universitario incompleto para arriba) y un 78% de ocupados.
De ella se desprende que el 51% asegura que su situación actual es peor que la del 2015, en contraposición, sólo un 14 % la define como mejor.
Con respecto al futuro el 38 % de la muestra considera que el próximo año su situación será peor, mientras que el 28 % cree que será mejor, el restante 28 % presupone que se mantendrá igual.
Por otra parte el 24 % de los encuestados creen que la inflación será mayor al 40 % anual, mientras que el 47 % consideran que será de entre 25 y 40 % anual (sumando un 68%); opuestamente, el 29 % considera que será menor al 25 %, siguiendo la línea que espera el Banco Central que pronostica un 17 %.
De los encuestados el 39 % afirma tener capacidad de ahorro y de ellos el 50,7 % ahorra en dolares. En segundo lugar se encuentra la constitución de plazos fijo, con un 38,97 % y en tercer lugar, la compra de inmuebles.

lunes, 19 de diciembre de 2016

Llamame Francisco

Veníamos eludiendo ver la miniserie (solo 4 capítulos) "Call me Francis" de Netflix porque pensábamos prejuiciosamente que seria una oda a Francisco bastante aburrida. Tenia autorización del Papa y se estreno en el Vaticano encima.
Pero nos sorprendió porque aunque Francisco queda bien en toda la película no se eluden sus dudas, su, por lo menos, equilibrismo durante la dictadura y ademas la actuación de Rodrigo de la Serna es soberbia.
A pesar de estar dirigida por un italiano se detallan las atrocidades que se cometieron en el país durante esos años y el vergonzoso papel que jugó la Iglesia, que prefirió mirar hacia otro lado antes de enfrentarse al dictador Jorge Rafael Videla.
El trailer no le hace justicia pero ahí va:

viernes, 16 de diciembre de 2016

Como falta periodismo oficialista Mauricio ordena que Canal 7 extinga criticas

-Me pedís plata y yo veo que me matan. Le dijo Mauricio Macri a Hernan Lombardi cuando este le acercó una propuesta para el canal 7 que incluia un mayor presupuesto.

Mauricio no debería preocuparse. Lombardi logró que los medios oficiales tengan mas ceros de rating consecutivos que una señal de ajuste y ante el fracaso de audiencia de 2016 decidió levantar toda la programación en enero y febrero. En esos meses se usaran latas viejas y habrá una cobertura por todo el país de los festivales folclóricos.

En el canal hay mar de fondo ya que trascendieron algunos recibos de sueldo de sus figuras de 80 a 120 mil pesos mensuales.

Piola del año cero y sobreviviente del delarruismo Lombardi decidió transformar la critica de su jefe en virtud y declaro: “Vivimos un momento donde todas las voces se pueden expresar, en canal 7 se ven voces afines al Gobierno y opositores y eso para nosotros es un orgullo”.

Bueno, se "ven" es una manera de decir. Como aquel árbol que cae en el bosque y nadie lo escucha, Canal 7 no hace ruido.

jueves, 15 de diciembre de 2016

Encuesta Conurbana: La vida es un carnaval

Los datos de Analia del Franco sobre 19.500 (!) casos del querido conurbano bonaerense con candidatos fuertes (que quizás no sean los que lleguen...) Cristina-Carrio-Massa seguidos por Scioli-Macri-Stolbizer.
Algunas sorpresas, bajo porcentaje de Cristina en Lanus y Moron (que raro...), amplio triunfo gorila en Vicente Lopez (que el espíritu del compañero Vassili Zaitsev nos proteja) y bajo porcentaje de indecisos.


domingo, 11 de diciembre de 2016

Stock, colchón, 2016, su ruta

¿Que pasara cuando se acabe el stock? (que existe, en eso tiene razon Mauricio), y cuando el colchón se agote persiguiendo ese stock que se diluye .
Misterio.